Limpiar la piel

Limpiar la piel

La piel tiene un mínimo mantenimiento y a diferencia de los textiles, no absorbe polvo. Así sólo hace falta pasar un trapo húmedo de vez en cuando.

Todas las pieles suministradas por nuestra marca Antic-Cuir en su proceso de fabricación incluyen un acabado anti-manchas, no obstante siempre es importante considerar que estamos utilizando un producto natural que puede sufrir deterioros por su propio uso.

Recomendamos la nutrición de la piel unas 4 o 5 veces al año con productos especializados como nuestras toallitas de limpieza (paquete de 20 unidades) o nuestra crema limpiadora (bote de 125ml) o bien con productos neutros que no pueden dañar la piel.